lunes, 3 de septiembre de 2012

Paranoias del primer lunes de septiembre

Hoy 3 de septiembre del 2012 es el primer lunes de dicho mes. Ni siquiera sé por qué cuento eso cuando todo el mundo lo sabe, quizás por empezar de algún modo antes de intentar narrar tantas cosas sin sentidos en vez de centrarme en una sola.

Decidir dejar las redes sociales, messenger y derivados para reflexionar sobre muchas cosas, me hacen pensar más de lo que debiera o quizás abrir más de la cuenta los ojos. Ni siquiera sé si me hace bien o mal, pues esta decisión me hace querer hacer varias cosas, escribir paranoias diversas sin sentidos como haré ahora mismo, querer irme con el coche y coger carreteras por el simple placer de pisar el acelerador o simplemente pegarme un tiro. Son cosas que te apetece hacer cuando quieres poner orden mental y no sabes por donde empezar.

Para empezar me he dado cuenta que realmente no me interesa ahora mismo tener vida social con nadie, lo intento, me sale bien, me sale mal, según el momento y la persona pero no le pongo interés ninguno. En ocasiones las personas me molestan su simple presencia, incluso una simple mirada me molesta y en otras, me parece que la calor humana es lo más maravilloso del mundo, pero eso, rara vez.

Aunque como en todo hay personas y personas, algunas que otras siempre se pueden salvar y se salvan, pero eso no quita que esté en un estado donde mi yo más interno necesite ahora mismo descansar de la civilización humana y reflexionar entre que es lo bueno y lo malo que tengo ahora mismo.

Para pensarlo un poco me he dejado llevar por un símbolo que siempre me ha fascinado por sus múltiples significados. Es el ying-yang. Centrándome en un sólo significado, dice que todo lo bueno tiene algo de malo e inversa, es decir, que todo lo malo tiene algo bueno. O centrándome como antes en las personas, como diría una buena amiga, ni todos somos tan buenos, ni todos somos tan malos.

Entonces si nos ponemos así, a la hora de querer desechar algo, volvemos a un punto que no sabemos que hacer, ¿desechar lo malo pudiendo sacar algo bueno? ¿desechar lo bueno porque tiene algo de malo? La verdad que en esta vida es todo tan complejo que la toma de decisiones siempre es difícil por no decir casi misión imposible, porque por más que lo intentemos, siempre habrá un pero que nos dificultará a la hora de elegir una decisión final.

Me han llegado a decir, incluso mi madre me lo dice, que mi personalidad ha cambiado bastante, pero sinceramente, no lo creo así. Sigo siendo la misma persona con un carácter según quien tú eres. Había una frase en Twitter que lo explicaba perfectamente, decía así "No confundas mi personalidad con mi carácter, porque mi personalidad es quien soy yo, y mi carácter depende de quien seas tu."

Efectivamente mi carácter se ha ido amoldando según con quien me encuentre y los actos que tiene. Normalmente no me suelen gustar la mayoría de los actos y entonces hoy he recordado al ya citado profesor de filosofía que mencioné en otra entrada que una vez nos preguntó: "¿Qué somos? ¿Somos realmente lo que creemos ser? ¿es real todo lo que vemos o creemos?".

El recordar ese día me ha hecho plantearme muchas cosas. ¿Vivo o he vivido realmente en una mentira? ¿Todo lo que vivo, siento y padezco es real? ¿Es todo fruto de mi imaginación? ¿Cual es la línea que separa la verdad de la mentira? ¿Existe realmente esta división? 

El plantearme tantas preguntas sin respuestas me hace darme más de un sobresalto, me hace sentir escalofríos y me hace dudar hasta del presente en el que estoy, incluso, de estas líneas que estoy escribiendo.

Debo reconocer ante todo, que soy una persona que le gusta soñar despierta, bueno o malo, pero me gusta soñar, mientras siga siendo gratis sea dicho de paso. De ahí que tenga creado un concepto de un mundo irreal en el que me gustaría estar y donde cada vez me hace tejer un tejido más fuerte a mi alrededor para que nadie la pueda traspasar, de ahí, que cada vez me cierre más a mí misma y no quiera saber más nada de nadie.

Pero, ¿realmente este escudo protector que nos tejemos a nuestro alrededor nos hace inmune al sufrimiento? ¿Realmente nos hace olvidar todo y nos hace feliz dentro de nuestro mundo creado por nuestras fantasías mas irreal que sabemos que nunca se cumplirá?

He llegado a la conclusión que siempre habrá alguien que sabrá cual es nuestra debilidad, eso nos hará caer constantemente y querremos cortar de raíz para evitar fracasar constantemente, pero ¿qué ocurre si esa persona que te hace caer es la que te hace levantar? Es ahí donde radica el verdadero problema, que creo, que tenemos muchos.

Con eso he llegado a la conclusión que debemos aprender a levantarnos solos, sin nadie, intentar que nadie tome el control de nuestra vida y saber en cada momento en qué punto de nuestra vida estamos.

Recuerdo hace años cuando en una ocasión de esas que estas con tus amigas de confesiones, dije "Para que vivir los buenos momentos, por cada momento bueno que vivas significas que luego viene el malo y una gran bofetada que no te merecerá la pena lo bueno que has vivido" y mi amiga, ni corta ni perezosa me respondió "creo que lo estás viendo al revés, no es así como se ve, la realidad es otra, por cada malos momentos que vives, por cada bofetadas que recibas, significas que un gran momento te está por llegar". Desde luego, que después de la tormenta llega la calma.

Debo reconocer que en mis pensamiento tiro más a la negatividad que a lo positivo. Pero últimamente pienso, ¿por qué no? ¿por qué no hay nada bueno esperándome? ¿por qué a otras sí y a mí no? ¿por qué yo voy a ser diferente?

He intentado ser positiva, y estoy empezando a creer que quizás las cosas malas hay que vivirlas, sentirlas, padecerla para luego saber valorar lo bueno que te venga, para saber disfrutarlas, para saber apreciarlas.

La verdad que no sé ni lo que he escrito, así que pongo a vuestras disposición el aks (el cuadrito que tenéis a vuestra derecha) para que me preguntéis todas vuestras dudas que hasta yo me estoy empezando a replantear después de leer todo esas frases sin sentidos. Pero necesitaba escribirla y al ser mi blog, así lo he decidido, publicarlas y a ver si con suerte hay alguien más paranoica que yo. 

Punto y final.

3 comentarios:

  1. Hola, no creo que sean frases sin sentido.Todo lo contrario, tiene mucho sentido; el sentido de no conformarte con lo que te ha tocado vivir en un momento dado, y que a la larga, este inconformismo, es el que te sacará del malestar que tengas, ya lo verás.
    ¿que quieres salir sola ? muy loable por tu parte. Pero una manita viene siempre bien, aunque pueda parecer poca, no se trata de abusar de los amigos, pero sino ¿ para que están?.
    Tu amiga tiene mucha razón, cuando dice que cada bofetada que te da la vida, recibirás luego una recompensa, aunque a veces esta recompensa tarda tanto , que ya no se acuerda uno por qué bofetada fué...
    Tu no desesperes, que si tardan mucho en llegar, habrá que sacar el látigo de Indiana Jones, y zumbar carbón al personal, veras como luego todo son sonrisas a tu alrededor ( aunque sean de temor).
    Quizás debamos pasarnos al lado oscuro una temporada, hasta que se solucionen las cosillas, puede que así veamos las cosas diferentes, aunque seamos más viscerales, dejando más apartados los sentimientos, que tantos problemas acarrean...y guarda un poco el escudo, pero no lo tires, por si acaso..
    Ya sabes donde estoy , un saludo.
    Pedro Romero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Pedro, como siempre un placer leerte y que sepas que no me olvido de los sellos pendientes, en esta semana busco los correos.

      Eliminar
  2. Tu tranquila, además el placer es mío por volver a leer tus cosillas.
    Hacía tiempo que no leía algo tuyo ( esto es mentira, pero aquí no se nota el sarcasmo, ya sabes...).
    a ver si escribes más a menudo, que me tienes esperando..
    ah ,que a mí tampoco se me olvida lo del póster. lo prometido es deuda...
    y el regalo..

    ResponderEliminar