viernes, 21 de septiembre de 2012

El mundo en el que tú vives, por ahí no es

Hoy no tengo mucho que contar, pero me apetece escribir sobre algo, cualquier chorrada aunque no tenga sentido y he dicho, mira esta frase, carente de significado para algunos y con tanta razón para otros. 

Os preguntareis que de donde he sacado esto ahora, pues bien, os lo diré, lo he sacado concretamente de una obra de Fumiyo Kouno titulada "La ciudad al atardecer. El país de los cerezos"

No me voy a poner a detallar el por qué dijo eso o lo otro, porque la verdad es una historia un tanto triste que merece la pena de leer si quieres que se te ponga la piel de gallina.

Yo esta frase me la quiero llevar a mi terreno personal y contar por qué me ha parecido tan interesante esta frase. Como siempre, desde mi locura y paranoia, y como no, desde mi propia realidad que no tiene que ser la realidad de quien esté leyendo esta entrada ahora mismo.

Recuerdo que en un antiguo blog que tenía, escribí una entrada titulada "¡¡¡Paren el mundo!!! que quiero bajar", para la ocasión, la he buscado para copiarla y de paso, traspasarla aquí, escribí eso:

¡¡¡Paren el mundo!!! que quiero bajar, igual que usted baja del coche, igual que el estudiante baja del autobus.

¡¡¡Paren el mundo!!! que quiero bajar, quiero buscar tranquilidad a todas mis inquietudes, empezar en otro lugar, crearlo a mi manera, darle mil formas, antes de ponerle una definitiva.

¡¡¡Paren el mundo!!! que quiero bajar, y si es posible, bajar una parada antes o una después, no quiero parar en el punto exacto, quiero caer y levantarme, quiero equivocarme para poder aprender.

¡¡¡Paren el mundo!!! que quiero bajar de esta sociedad tan loca, donde el estrés está a la orden del día, la hipocresía es tu mejor cara, tu sonrisa, tu mayor falsedad.

¡¡¡Paren el mundo!!! que quiero bajar, no quiero ver personas que son pasotas ante el mal ajeno, donde el egoísmo y la cobardía es tu mayor virtud, donde la solidaridad y ver por el bien ajeno es tu mayor defecto.

¡¡¡Paren el mundo!!! que quiero bajar, si es posible sola, y si tengo que elegir, que sea con un ser de mi creación.

¡¡¡Paren el mundo!!! Mi parada quedó atrás.

Aunque parece que esta entrada que escribí en el 2008 no tenga nada que ver con el título de hoy, yo creo que sí, que tiene más en común de lo que parece. Antes de seguir, quien quiera leer mi viejo blog lo podéis hacer pinchando en el siguiente enlace: Las Paranoias de Bubu, eso sí, para cualquier comentario aquí, el otro lo tengo más que olvidado.

Pues a lo que iba, yo creo que estoy viviendo en el mundo equivocado, me equivoqué de camino y fui a llegar a donde no debía, si por mí fuera, pararía el mundo porque por donde yo vivo, no es por el camino que estoy siguiendo.

Yo creo que de eso se han dado cuenta muchas de las personas que han dicho algunas vez el famoso "Paren el mundo, que yo me bajo", si se quieren bajar del mundo, ¿no será que el mundo donde vivimos no es por ahí?

Lo mismo es que hemos idealizado un mundo que nos gustaría pero no existe, pero digo yo, ¿no será que hemos llegado a parar a un sitio donde hay más gentes y menos personas? Es lo que yo llamaría gentuzas.

Desgraciadamente he caído en el mundo equivocado, lleno de gentuzas sin sentimientos, donde su máxima prioridad es hacer daño al prójimo y cuando conoces a un igual, por cuestiones de la vida acaba desapareciendo.

Digamos que en el mundo donde he caído por equivocación, el 95% de las gente son gentuzas y el 5% restantes son las personas que aún me queda por encontrar, pero es que me es más fácil encontrar una aguja en un pajar que a esas personas, me es más fácil pedir al mundo que pare un segundo y así yo poderme bajar.

De todo eso te darás cuenta cuando vayas tranquilamente caminando y una vez en tu interior te diga "El mundo en el que tú vives, por ahí" y entonces tú dirás "¡¡¡Paren el mundo!! Que me bajo". Es complicado de creer, pero creerme, que llega a ocurrir.

La verdad que me ha salido una entrada fea y aburrida, pero me da igual, voy a seguir buscando el mundo donde yo vivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario